Precio mínimo garantizado.

El concurso de acreedores es un procedimiento legal ideado para afrontar una situación de insolvencia.

A la hora de enfocar el proceso concursal, podemos tener dos objetivos distintos; la supervivencia y viabilidad de la empresa o bien su liquidación y disolución, siempre salvaguardando la responsabilidad personal y patrimonial de los administradores. 

En cualquiera de los dos casos, el concurso es un procedimiento legal que, bien gestionado, ofrece múltiples ventajas o herramientas y, en caso de cese de negocio, te permite proteger tu patrimonio personal y familiar al cerrar una empresa o negocio.

Resuelve todas tus dudas

  1. Somos abogados especializados en Derecho Concursal y te proporcionaremos la mejor defensa letrada en todo el proceso.
  2. Recibirás un asesoramiento especializado y rápido que te permitirá tener el concurso en el menor plazo posible.
  3. Conocerás de antemano todos los costes.
  4. Sólo abonarás las tarifas de honorarios profesionales más competitivas y ajustadas del mercado.
  5. Sólo pagarás por aquellas actuaciones procesales que realmente en tu concurso sean necesarias.

Si eres autónomo, pequeña o mediana empresa y te encuentras en una situación de insolvencia, en RATO ABOGADOS hemos desarrollado la forma más económica y segura de tramitar tu Concurso de Acreedores y poner a salvo tu responsabilidad personal y patrimonial.solicita

Es importante solicitar el concurso en el momento en que te encuentre en situación de insolvencia o preveas que esta va a llegar de forma inminente. 

La Ley establece la obligación de solicitar el concurso en el plazo máximo de dos meses desde que se conoce (o se debió conocer) la situación de insolvencia.

Excepcionalmente y con motivo de la crisis sanitaria y económica provocada por del COVID-19, existe una moratoria al deber de solicitar concurso hasta el 31 de diciembre de 2021. 

El tiempo es un factor muy importante para el éxito de un concurso de acreedores y una demora injustificada en la solicitud puede derivar en tu responsabilidad personal y patrimonial.

Concurso exprés es como se denomina vulgarmente al procedimiento concursal previsto para cuando el deudor no tiene activos con el que afrontar los gastos del concurso y no es previsible el ejercicio de acciones de reintegración, de responsabilidad de terceros, ni la declaración de culpabilidad del concurso.

Es la forma más rápida y económica de cerrar una empresa cuando tiene deudas que no puede pagar. Esta forma de concluir un concurso en el momento en que se declara viene regulada por el Texto Refundido de la Ley Concursal en sus artículos 470 y siguientes.

Esta modalidad de concurso de acreedores es para empresas en situación de insolvencia y que carezcan de bienes suficientes para hacer frente a sus deudas y consideran inviable la empresa o el negocio y prefieren liquidarlo para evitar generar más deuda.

En un concurso de acreedores exprés intervienen dos profesionales el Abogado y el Procurador, así como en el caso de sociedades o empresas inscritas en el Registro Mercantil, es necesario publicar e inscribir la resolución que pone fin a la vida de la empresa.

Así, para una Sociedad Limitada en la Comunidad de Madrid que ha cesado su actividad, sin activos y con una deuda de hasta 250.000 euros los costes totales del procedimiento serían:

Honorarios de Abogado:………1.199 € 
Honorarios de Procurador……….350 €
Registro Mercantil y BORME:….340 €
GASTOS TOTALES:…………1.889 €

Para deudas superiores a 250.000 euros, empresas con trabajadores o actividad comercial, los honorarios de abogado y procurador deberán presupuestarse para en cada caso particular.

Si la empresa tiene activos o no puede acogerse al concurso exprés, también deberán considerarse los honorarios de la administración concursal, cuya cuantía está fijada por la Ley y se paga con la masa del concurso.

Consulta aquí todas nuestras tarifas de honorarios o solicítanos un presupuesto sin compromiso y recibirás un análisis gratuito de tu situación y te orientaremos con exactitud de cuales son los costes que vas a encontrar en la tramitación del concurso.

En Rato Abogados sólo pagarás por aquellas actuaciones procesales que sean imprescindibles y conocerás de antemano el coste de cada actuación. En la mayoría de concursos no se producen incidentes concursales ni recursos que encarezcan su tramitación.

Si, con RATO ABOGADOS todo el proceso de solicitud de concurso de acreedores puede tramitarse de forma online o telemática.

¿Alguna pregunta? ➡️